20 AÑOS ABRIENDO UN CANAL para traer agua a su aldea

Ha comunicado un río cercano con su aldea... y le han regalado un tractor

Loungi Bhuiya, un hombre indio de 70 años, ha pasado los últimos veinte cavando a mano un canal de cinco kilómetros de longitud. Su objetivo era convertir en cultivables las tierras de su pueblo, Kolithwa -estado de Bihar, al noreste de India- donde la tierra es extremadamente árida. Lo ha hecho para conseguir que sus cuatro hijos, que emigraron, regresen a la casa familiar. Como tantos vecinos jóvenes. Hace un año una marca de tractores le regaló un potente modelo para que terminase su labor.

El jefe de la aldea cuenta a los periodistas: «Ha conseguido terminar un canal para llevar el agua de un río natural del bosque Bagetha Sahwasi a la aldea. Todos pensábamos que estaba loco». Pero este agricultor decidió actuar el día en que sus cuatro hijos abandonaron la casa familiar para ir a un lugar más fácil para la agricultura.

Avanzando a pesar de las burlas

Sin dejarse intimidar por las burlas, Manjhi cogió una hazada y empezó a cavar un canal. «Cada vez que la convicción me flaqueaba, miraba a Bangetha y empezaba a cavar de nuevo», dijo Manjhi a un diario local. Manjhi no tenía ningún mapa, diagrama o plano que seguir. Se limitaba a caminar todos los días hasta Bangetha, que estaba a unos cinco kilómetros de distancia, a memorizar algunas de las características físicas del terreno en el camino y a empuñar su hazada. Tenía que talar arbustos, cavar la tierra y romper rocas para abrir un camino para que el canal llegara a su pueblo.

Loungi Bhuiya no tenía mapa o plano que seguir. Se limitaba a caminar cada mañana hasta Bangetha, a cinco kilómetros de distancia, para memorizar las características del terreno.

Primeras aguas permanentes en décadas

Por primera vez en años, con los monzones se vió el primer hilo de agua que llegaba a Kothilwa y hoy el bundh de Laungi es una gran ladera en el pueblo con una acequia dando agua a cada lado, gracias al esfuerzo de este luchador. Una prueba de valor y perseverancia la de este hombre que ha salvado a su pueblo del éxodo de sus vecinos jóvenes.

Tal vez te interese:  CAMINANDO FRANCIA para concienciar

Cavando zanja desde 2001

La historia comenzó en agosto de 2001, cuando decidió cavar un canal desde una fuente de agua natural en el bosque de Bagetha Sahwasi hasta la aldea. Los aldeanos solían llevar su ganado a esa fuente para abrevar, un bosque que también daba alimento a los animales que vivían en la zona.

Loungi sabía que la fuente de agua era suficiente para regar las tierras de los aldeanos. Sin embargo, era un gran reto llevar el agua a la aldea. Su canal tiene un metro de ancho y un metro de profundidad.

Un tractor para «un guerrero»

«Loungi Bhuiyan, el hombre del canal, se ha ganado todos los aplausos por su trabajo de treinta años, es un guerrero y es una inspiración para la sociedad» dijo el presidente del grupo industrial Mahindra cuando le entregaron el gran tractor.

Entra en nuestra sección BeHero y descubre otras historias tan inspiradoras como esta

Edición BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba