8 COSAS QUE VER en Islas Galápagos

"El origen de las especies" planea en cada escenario de este viaje

Visitar las Islas Galápagos es uno de los grandes iconos del viaje de expedición desde que Charles Darwin recalase en este archipiélago con el Beagle y publicase luego El origen de las especies. Si vienes, llegas al lugar con más especies vegetales y animales endémicas del planeta.

Pero, ¿qué ver en las Islas Galápagos? Si estás planeando un viaje a este rincón tan especial del mundo y no sabes por dónde empezar, hemos buceado por las opciones de viaje y nos ha gustado este plan de Civitatis que nos da las claves para no perdernos nada en este fascinante destino en el que te esperan 13 islas principales, 9 medianas y más de 100 islotes salpicados entre ellas. Y no se te ocurra dejar las gafas de bucear en casa.

Isla San Cristóbal

La Isla de San Cristóbal es punto de llegada a Islas Galápagos. Llegas a la capital mundial de los lobos marinos. Vas a encontrártelos en cualquier playa de la isla más oriental del archipiélago, que también es la más antigua de ellas. Si planeas venir, resérvate al menos 3 días para San Cristóbal. Aquí van unos consejos.

Lobos marinos en San Cristóbal / iSTOCK-Xeni4k

San Cristóbal tiene un gran Centro de Interpretación en el que nos cuentan la enorme historia y las peculiaridades de las Islas Galápagos. Como imaginarás, el paso de Charles Darwin y su trabajo en la Teoría de la Evolución ocupa buena parte de la exposición. Otros de los imprescindibles son los miradores desde donde contemplar, por ejemplo, la silueta del León Dormido. Además, sus playas son fantásticas: Playa Ochoa, La Lobería, Puerto Chino o la Laguna El Junto. Te sugerimos un tour por la parte alta de la isla de San Cristóbal para conocerlas todas.

Bahía Tintoreras, en Isla Isabela

Comenzamos por Isla Isabela, que es la más grande de las Galápagos. Ocupa el 60 por ciento del territorio del archipiélago, tiene seis volcanes -cinco de ellos están activos-, y su nombre es homenaje a la reina Isabel I de Castilla por haber sufragado el viaje de Cristóbal Colón a América en 1492.  

El suelo de Bahía Tintoreras es tortuoso de caminar, lleno de agujeros que caen al agua / iSTOCK

Una de las citas recomendadas en Isabela es visitar Las Tintoreras, un islote rocoso muy evidentemente volcánico. Está a 10 minutos en lancha desde Puerto Villamil. En la bahía Tintoreras viven una colonia de lobos marinos, varias de iguanas marinas, tortugas marinas e infinitos peces de colores que merece la pena ver de cerca.

En Las Tintoreras existe una grieta de lava por la que ves los tiburones de arrecife de punta blanca, los llamados “tintoreras” aunque nada que ver con las mediterráneas. Son tiburones que viven en el fondo marino, son nocturnos, su patrón de nado ondulado y durante el día descansa inmóvil en el fondo de estas grietas.

No es una especie agresiva y se alejan nadando si se les molesta, pero siempre pueden morder si se les acosa. Avistarlos es uno de los momentos emocionantes en tu viaje a Galápagos, pero mejor no te quieras hacer un selfie demasiado cerca. Se supone que sólo comen cangrejos, pulpos y peces de mediano tamaño, porque ellos mismos no llegan al metro y medio de envergadura.

Tal vez te interese:  VALLTER 2000: ruta circular desde el Pico de la Dona a Bastiments

Concha Perla en Isla Isabela

No dejamos aún la isla más grande de las Galápagos. Que además de su tamaño puede presumir de ser una de las más virgenes y la menos masificada de las tres islas principales, así que sus atractivos son muchos. Nos detenemos en Concha Perla, porque es un lugar perfecto para nadar con lobos marinos, ver tortugas e iguanas y, sobre todo, disfrutar de sus aguas transparentes.

Aguas de la Bahía de Concha Perla / iSTOCK-4FR

Una opción de visita es la bahía de Concha Perla. Allí la opción favorita es hacer snorkel para ver de cerca a todo tipo de fauna marina y su fondo de coral. Si te animas, la mejor opción es realizar una excursión a la bahía Concha Perla.

Los Túneles de Isla Isabela

Para rematar el recorrido por Isla Isabela, nos vamos a bucear a Los Túneles. Otra de las excursiones imprescindibles si se viene a Galápagos. Esta zona geológica es el resultado de los ríos de lava que fueron llegando al mar en las erupciones, y que al enfriarse de manera brusca formaron una serie de túneles laberínticos y grietas dentro y fuera del agua dando forma a un paisaje muy singular.

Snorkel en Los Túneles de la Isla Isabela / iSTOCK

Como en otros puntos de este archipiélago de Ecuador, en Los Túneles vas a contemplar una gran variedad de fauna autóctona, como tortugas marinas, piqueros de patas azules, fragatas, albatros, flamencos y lobos marinos. Con la excursión a Los Túneles te llevarás un recuerdo singular este santuario marino a pie y realizaréis snorkel. ¡La mejor manera de conocerlo!

Tortuga Bay en Isla Santa Cruz

Bahía Tortuga y su impresionante playa de coral molido / iSTOCK

La Isla de Santa Cruz tiene la ubicación más central del archipiélago. Tal vez por eso es la escogida por muchos para quedarse durante varios días en las islas. También porque Santa Cruz tiene playas divinas, buenos servicios, galapagueras y enclaves naturales preciosos.

Para empezar es buena idea acercarse a Tortuga Bay -Bahía Tortuga-. Para llegar a su espectacular playa de arena blanca de coral molido y darte un baño memorable en sus aguas hay que hacer una caminata a la sombra de los manglares que rodean la bahía por todos lados. Aquí te dejamos una foto que te explica mejor que las palabras de qué playa hablamos.

Esta gran playa de arena fina y aguas turquesas contrasta con el paisaje oscuro de las rocas volcánicas que flanquean este lugar. Para hacer la experiencia más inolvidable es buena idea acercarse a La Lobería, una pequeña isla habitada que, como su nombre indica, está habitada por una colonia de lobos marinos. Y si vienes bien acompañado no dejes de explorar el Canal del Amor. Para ello, reserva la excursión a Bahía Tortuga.

Tal vez te interese:  BAÑOS DE SAN FILIPPO, las termas naturales de la Toscana

Reserva de tortugas gigantes El Chato

Mucha gente viene hasta las Islas Galápagos para poder observar animales singulares. Si es tu caso, tienes que visitar la reserva de tortugas gigantes El Chato. Es uno de los principales centros de preservación de animales de la Isla de Santa Cruz, y si vienes podrás ver a las tortugas gigantes en su hábitat natural. A más de una las conoció el propio Charles Darwin, porque tienen más de siglo y medio de edad. Una pena que no puedan contárnoslo en exclusiva.

Una tortuga gigante camina por una senda de la Reserva El Chato / iSTOCK – ALBERTO LOYO

La reserva de El Chato ocupa 12 hectáreas y está dedicada al cuidado de la naturaleza endémica de esta zona de Santa Cruz. También aquí podemos pasear entre formaciones volcánicas como los túneles de lava y nadar en pozas naturales. No te pierdas esta excursión.

Las Grietas de Isla Santa Cruz

Hacer una excursión a Las Grietas es un must entre las actividades de Islas Galápagos. En la Isla de Santa Cruz, Las Grietas es una de las formaciones geológicas más icónicas del archipiélago. Están en el Barrio Punta Estrada, y es área protegida que se puede recorrer por senderos de piedra volcánica y tierra, con preciosas piscinas naturales llenas de vida marina. Al final acabas llevando las gafas de bucear con un complemento permanente en tu mochila.

Un baño con inevitable snorkel en Las Grietas / iSTOCK – FERNANDO ESPINOSA

Otra zona cercana que merece la pena conocer es la playa de los Alemanes, una bahía idílica en la que darse un chapuzón en sus aguas cristalinas es la mejor manera de relajar cuerpo y mente.

Isla Bartolomé

Para cerrar el recorrido por Galápagos terminamos en una de las islas más jóvenes del archipiélago. Es la Isla Bartolomé, un islote volcánico cerca de la costa este de Isla Santiago. Uno de los grandes atractivos de Bartolomé es la isla en sí misma, porque se trata de un volcán joven y extinguido en el que poder contemplar formaciones volcánicas singulares en tonos rojizos, verdes y negros. Un festival de colores.

La Bahía Sullivan, en Isla Bartolomé, y la Roca Pináculo, un hito para el buceo / iSTOCK

En el centro de la isla encontramos el volcán, que levanta del suelo algo más de 100 metros de altura y que nos permite imaginar la evolución del resto de islas.

Un lugar muy popular en la isla es la Roca Pináculo -Pinnacle Rock-, una formación rocosa como un obelisco que nace de un extremo de la playa como ves el la foto adjunta. Aquí, desde la Roca Pináculo tienes altas posibilidades de bucear con pingüinos y leones marinos.

Para despedirnos de Isla Bartolomé, un paseo en barca desde esa Pinnacle Rock para conocer al pingüino de Galápagos, única especie de pingüino en la costa norte de Ecuador. Con esta excursión podrás contemplar las Bahías Gemelas, que es uno de los atractivos de la isla. Un precioso punto final a tu visita a las Islas Galápagos.

Edición BE OnLoop sobre artículo de Civitatis

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba