CASA EN CARTÓN para cien años

Fabricada en Holanda, es una opción de vivienda ecológica

Wikkelhouse es una casa modular fabricada con materiales naturales. Una casa en cartón, y también madera y lino de países escandinavos. Está pensada para durar un siglo y no utiliza cemento. Puedes ponerla allí donde llegue el camión que la transporta en segmentos de 120 centímetros. Y tú eliges las dimensiones y el equipamiento interior.

Una Wikkelhouse está fabricada en Holanda con 24 capas de fibras de madera de árboles escandinavos y fijadas con cola, que crea una capa aislante del exterior de la casa. El aislamiento del frío y el calor se resuelve con una capa de madera y aluminio en el tejado.

Espacio de dormitorio con armario y baño integrados / FICTION FACTORY

Conceptos que la hacen ser una casa más ecológica es que no utiliza cemento y que todo se fabrica junto a la sede central de la empresa, lo que reduce el transporte de mercancías.

Segmentos de 1,20m

Esta casa modular es un concepto flexible. Los segmentos de 1,2 m se unen entre sí hasta cubrir tus necesidades de espacio. Una Wikkelhouse es sobre todo un espacio luminoso de paredes claras y muchas ventanas al exterior. La cocina ocupa un segmento, como el baño, muy compacto y con todo lo necesario. ¿Quieres un salón mayor? ¿Añadir una habitación? ¿Una terraza integrada? Todo tiene una solución prevista.

Al precio de la casa hay que añadir el transporte y montaje / FICTION FACTORY

Materiales naturales y bajo impacto ambiental

La Wikkelhouse está hecha con materiales sostenibles -cartón, madera y lino en la estructura de suelos, paredes y techos- y miden las emisiones de CO2 de todos los procesos para reducirlas al mínimo. Los barnices son ecológicos y los tejidos reciclados.

La cocina ocupa un segmento / FICTION FACTORY

Si quieres probar cómo es la vida en una Wikkelhouse, hay varias instaladas en países europeos para alquiler vacacional por días. La configuración básica cuesta unos 40.000€ y la empresa nos comenta que ha habido proyectos hasta los 85.000. Ese coste no incluye el transporte, descarga y montaje, que se realiza en 24 horas.

Sala de estar-comedor con vistas y cuarto de baño a la izquierda en la imagen / FICTION FACTORY

La historia de la Wikkelhouse

La idea de una casa modular comenzó cuando la empresa Fiction Factory fabricaba decorados de cartón para los teatros. Un día brotó la pregunta ¿y si con el cartón de los decorados efímeros hiciésemos un desarrollo más elaborado para construir casas y además tener un impacto medioambiental menos negativo?

Tal vez te interese:  SEA 2 SEE, gafas y relojes de diseño... con plásticos del mar

Desde entonces ha habido años de investigación y desarrollo. Fiction Factory construye ahora exposiciones, oficinas y residencias y, como opción más individual o familiar, éste que os presentamos es el último modelo de Wikklehouse.

Edición BE OnLoop con información de Fiction Factory

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba