COMPOST, cómo evitar que huela mal

Regla de oro: mantén el compostador sin líquidos en la base

Los olores en el compost pueden tener dos orígenes distintos: una descomposición demasiado lenta o un mal equilibrio entre los materiales allí almacenados. Toma nota.

El compostaje puede reducir los residuos domésticos en un 30% y mejorar la fertilidad del suelo de tu huerto o jardín. Ten en cuenta que el suelo pierde de forma natural en torno al 3% de su materia orgánica, que es necesario reponer para que produzca un buen rendimiento o un bonito jardín. Añadir compost es uno de los métodos utilizados para mejorar la calidad del suelo. Ecológico y eficaz, el compost se elabora a partir de residuos orgánicos que generas en casa.

Si elaboras el compost según las normas no desprenderá olores desagradables. Si tu compost huele mal y está invadido por moscas, puede deberse a la cantidad y el tipo de materiales acumulados. Pero por suerte puedes hacer algo al respecto en cuestión de minutos.

Para evitar que el compost se descomponga con demasiada lentitud, el portal Rustica recomienda no echar al compostador ninguno de residuos alimentarios:

Carne, Pescado, Marisco, Productos lácteos, Bollería, Aceites y grasas.

Evitar el exceso de humedad

Y para evitar un desequilibrio entre los materiales del compost, debes asegurarte de que existe un equilibrio adecuado entre materia seca y húmeda. Por lo general, si tu compostador huele mal es porque contiene demasiada materia húmeda, y produce demasiados líquidos al descomponerse.

Un fuerte olor a azufre significa que la mezcla está demasiado húmeda, y un olor a amoniaco significa que hay demasiada materia verde.

Cómo deshacerse de los malos olores del compostador

Para deshacerte de estos problemas de olor, es aconsejable añadir a tu compostador materia seca rápidamente (hojas muertas, ramas secas trituradas, posos de café, paja, ceniza de madera) y mezclarlo todo.

A pesar del aspecto, el compostador no tiene por qué oler mal / PEXELS – Anca Dorneau

Si tu compost huele a huevos podridos, esparce un poco de purín de ortiga. Esto no sólo reduce los malos olores, sino que también activa la fermentación, asegura Rustica.
Si añades cáscaras de huevo ayudas a reequilibrar el pH del compost, reduciendo el olor.

Tal vez te interese:  TÉ DE CENIZA en la Huerta: fertilizante y pesticida natural

Una vez que hayas eliminado los malos olores de tu compostador, lo único que tienes que hacer es vigilar para que no vuelvan a aparecer. Para ello, conviene seguir estos consejos siempre que sea posible:

-Alternar materia seca y húmeda
-Airear el compost regularmente (removiéndolo)
-Trocear los residuos antes de echarlos al compost (para acelerar la descomposición)
-Evitar los residuos indeseables (aceite, productos lácteos, bollería, etc.).

Por último, si tu compostador empieza a oler a fermentación cuando lo abres, el compost que contiene ha alcanzado la madurez. Entonces puedes utilizarlo ya para enriquecer la tierra de tu huerto, por ejemplo.

Edición BE OnLoop sobre artículos de Rustica y Positivr.Fr

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba