LA LANCHA DE CARRERAS ELÉCTRICA ya está aquí

Las pruebas del prototipo han marcado las normas de la E1

El río Po fue el lugar de bautismo de la primera lancha de carreras totalmente eléctrica del mundo. Es una creación de SeaBird Technologies en colaboración con Victory Marine, con diseño de Sophi Horne. Con este prototipo de cabina cerrada y espectacular punta se anuncia la nueva filosofía de la competición E1, siguiendo la serie de la Fórmula E en coches, y la Extreme-E en rallies.

Vídeo promocional del primer «vuelo» del FireBird en las aguas del Po / SEABIRD TECHNOLOGIES

Bautismo del RaceBird

El bautismo en el agua para el RaceBird, una lancha barco con foils totalmente eléctrica, fue en otoño de 2021. Le han seguido meses de pruebas. Se trata de una embarcación manejada por un solo piloto -en esa prueba fue Luca Ferrari- y está lista para competir en las E1 World Electric Powerboat Series.

Las E1 World Electric Powerboat Series son carreras concebidas para embarcaciones eléctricas. Los cofundadores lanzaron la primera liga en 2020 para no perder comba en las carreras en agua y estar en la carrera tecnológica por el relevo a los combustibles en las flotas marinas.

El desafío del río

En ese bautismo del pasado otoño, cerca de San Nazzaro, el público pudo ver al SeaBird desenvolviéndose en un circuito estrecho en el río italiano. Dibujó evoluciones técnicas bien ajustadas y alcanzando velocidades de casi 50 nudos (unos 90 km/h).

Para los creadores de la competición E1, estos ensayos del RaceBird en el río Po son un laboratorio de pruebas de aceleración, de comportamiento en línea recta, de rendimiento del motor, de cómo se desenvuelven los foils y del pilotaje de un producto nuevo.

La cabina que en principio se pensó abierta ha sido finalmente cerrada. «Una opción de seguridad», afirma la diseñadora Sophi Horne.

El RaceBird, expuesto en una feria náutica en 2022 / SEABIRD TECHNOLOGIES

La motorización

La embarcación de competición, exclusivamente eléctrica, está propulsada por una batería Kreisel de 150 kW y un motor fueraborda que ha desarrollado la veterana Mercury Racing.

La serie E1 será una versión electrificada de la serie de lanchas F1H20 y añadiendo un diseño de hidroplano para sus embarcaciones. Eso les hace posible elevarse unos 40 cm sobre la superficie del agua y evitar rozamientos incluso con agua rizada.

Tal vez te interese:  SADIO MANÉ, una sencilla estrella del fútbol

De los test al diseño final

El equipo de E1 ha aprovechado estos test de la embarcación para valorar elementos del formato que tendrá la competición con lanchas eléctricas. En función del comportamiento del SeaBird se van a revisar el perfil de las curvas, el diseño del circuito, el uso de boyas autónomas o dónde ubicar cámaras en la lancha para la retransmisión óptima de las pruebas del E1 World Electric Powerboat Series.

10 pruebas en 2023

El RaceBird competirá en 10 lugares del mundo en 2023, en la serie de carreras con motor eléctrico, E1. Lanzada por los fundadores de la Fórmula E (similar a la Fórmula 1 pero con supercoches eléctricos) y la Extreme E (carreras todoterreno con motor eléctrico) de la que ya dimos cuenta hace unas semanas.

Edición BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba