EL SALON DE TÉ de las mujeres de Aït Ben Haddou

Aït Ben Haddou es el lugar de Marruecos que más has visto en el cine

Si vienes a la kasbah de Ait-Ben-Haddou -uno de los lugares más icónicos del sur del Atlas marroquí- no te puedes perder Tawesna, este auténtico salón de té bereber. 40 mujeres de la aldea lo han creado para mejorar sus condiciones de vida gracias a su saber hacer pastelero y a los visitantes del lugar. Una kasbah que ya conoces porque ha sido escenario de películas como Lawrence de Arabia, Gladiator o de la serie Juego de Tronos.

Vas de Marrakech a Ouarzazate por el Col de Tichka -2.160 metros, y al bajar de las cumbres un cartel te invita a seguir el río Ounila. No porque veas el río, sino para llevarte a la impresionante ciudad de adobe que fue Aït-Ben-Haddou. Las condiciones de vida en esta planicie cercana al río Drâa son duras, con veranos muy calurosos e inviernos con noches bajo cero. Pero una ganadería rudimentaria y las huertas del Ounila, afluente del Drâa permiten una población estable, en su mayoría bereber.

Abdellah AZIZI nos cuenta sobre el salón de té Tawesna en este vídeo / ABDELLAH AZIZI

Independencia y cocina

La mujer bereber es más abierta que la árabe a la relación social, y en cualquier caso en estos lugares también las mujeres árabes tratan a menudo con los visitantes. Así que estamos en un lugar grato en el que Laila Azdou, una mujer con espíritu emprendedor, convocó a las 40 mujeres de la aldea. Todas cocineras y reposteras por tradición secular. Y les propuso un proyecto que les está suponiendo una fuente de ingresos suplementaria. Y que está teniendo enorme éxito: un salón de té en la entrada a la kasbah, cruzando el río.

Aït Ben Haddou, sobre el río Drâa, escenario de Juego de Tronos y de películas míticas / iSTOCK-ALBERTO LOYO

Y aquí estamos, divinamente atendidos, no sólo para probar el té a la menta que nos evade de nuestros problemas cotidianos. También para tomar pastelitos de almendra y de miel, pastelas dulces o saladas, e incluso tajines.

Más vida para la Kasbah

El resultado es beneficioso para ambas partes, los visitantes de Ait Ben Haddou se van teniendo una vivencia más social de la kasbah y de su gente. Y las mujeres locales han encontrado una vía de trabajo independiente siempre que las tareas del campo y de cada familia se lo permiten. Y en algunos casos han entablado amistad con turistas más comprometidos.

Tal vez te interese:  NACEDERO DEL UREDERRA, en el Pirineo de Navarra

Redacción BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba