GARIP AY o la magia del Ebru

La mayor productora de cine mundial le encargó su carátula para Turquía

Alucinamos con Garip Ay, un artista del ebru clásico -el suminagashi japonés- que se atreve hasta con la ilustración de textos sagrados pero que a la vez ha sabido llevar esa técnica a campos como la publicidad o el vídeo. Hasta tal punto que su ingenio ha servido a Netflix para lanzar la plataforma de cine en Turquía. Algo equivalente a tunear el punto de Lagartera y hacerlo trending topic de la Semana de la Moda de Nueva York.

La pintura ebru, que vendría a llamarse también «marmolada», es una técnica antigua perfeccionada en toda el Asia Central y está catalogada como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

Impresionante vídeo acelerado sobre el trabajo de Ay / GARIP AY

Ebru y Suminagashi

El suminagashi en japonés, o ebru en turco comienza cuando el artista vierte y salpica pintura en una bandeja amplia y plana sobre una solución a base de agua. Y luego mueve las gotas y manchas de pintura flotantes con un palo o incluso un peine más o menos denso. Y cuando se ha conseguido dar forma a la obra deseada, se transfiere el diseño apoyando un papel o una tela sobre la superficie, y ya tenemos la obra impresa.

Garip Ay, el evolucionador

Lo singular de Garip Ay es que, siendo un artista reciente del Ebru clásico -comenzó en 2007- ha revolucionado esa técnica creando diseños para otros campos. Como la publicidad, el marketing online o el vídeo, para varias marcas de moda o la mencionada productora de cine, con enorme éxito.

No te pierdas la creación de un autorretrato de Van Gogh, por Garip Ay / GARIP AY

Se calcula que el ebru surgió en Bujara, en el Turkestán, y que a través de la Ruta de la Seda llegó a la península de Anatolia, donde se arraigó y perfeccionó. Se utilizaba como fondo en los documentos oficiales o para dar fe de acontecimientos destacados, para garantizar la pervivencia del documento. También adornó libros sagrados o caligrafías, y se llegó a asociar durante mucho tiempo al arte islámico.

Ay Reinventa ese arte ancestral al escoger temas insólitos que nunca hubiesen imaginado sus antecesores. Como una reinterpretación de las obras más famosas de Van Gogh retomando las famosas obras de Van Gogh… No te pierdas sus vídeos en Youtube.

Tal vez te interese:  EL ARTE CALLEJERO incorpora movimiento

La alquimia del ebru

Los pigmentos naturales se mezclan con el buey, una sustancia que va a evitar que los colores se hundan en el líquido del recipiente. La goma de tragacanto, que es un polvo de alga, aporta a la solución acuosa un grado de viscosidad suficiente para que no se mezcle ni disuelva con la pintura. Y el resto de la parte físico-química lo pone la tensión superficial del agua.

Los pinceles del ebru son de pelo de caballo, y sirven para poner gotas gruesas de pintura o para salpicarla en la superficie. Y también con los pinceles se va dando forma a fondo y figuras. Incluso con las púas de un peine para ganar tiempo y crear líneas paralelas.

Cuando el dibujo final se transfiere a una hoja de papel o tela sobre la superficie, se deja secar, se prensa para dejarlo plano y se pule donde haga falta.

Documentos oficiales, con Ebru

El papel ebrú se utilizaba como fondo de los documentos oficiales y de las actas de los acontecimientos importantes, como medio para evitar la alteración del documento. Más tarde, el ebrú comenzó a utilizarse junto con la caligrafía para adornar libros y escritos sagrados. Así, esta técnica pasó a ocupar un lugar muy importante en la historia del arte islámico.

Y llegó Netflix

El caso de Netflix dio una popularidad inmensa a Ay. Como parte del plan de expansión global, la productora norteamericana quería lanzarse en Turquía. Y Garip Ay creó la campaña de lanzamiento realizada íntegramente con Ebru.

La sociedad turca da prioridad a los productos domésticos cuando se trata de consumir marcas. Si una marca extranjera no reconoce la cultura local, no puede tener éxito. Unir los programas originales de Netflix y el ebru, dio como resultado auténticas obras de arte. Se crearon vídeos online, GIF … Para conceptos como los de Narcos, Stranger Things o The Crown, Ebru Originals -la eagencia de Ay- aportó una nueva perspectiva a un arte en extinción y se convirtió en un fenómeno cultural.

Tal vez te interese:  BORDALO II, street-art con residuos

Redacción BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba