GYROS, cómo hacer esta especialidad griega

Mejor, hecho en casa... pero puedes comprar pan y salsa en el súper

Cómo viajar a Grecia sin salir de casa. Al menos cómo comer griego y transportarnos con un poco de imaginación a sus calles y playas con un puñado de ingredientes que te son familiares. Eso debe de pretender Mónica Prego y nos lo cuenta, con las manos en la masa, en el portal Bon Viveur.

Nos encanta la manera de contar la cocina paso a paso de Mónica, que presume de su amor por las masas, por su abuela y por la artesa de su abuela, que conserva. Nosotros no tenemos tanto espacio para los detalles, pero de su mano te hacemos un digno resumen de cómo preparar unos ricos gyros, un plato muy popular en Grecia. Con carne adobada y salteada, salsa de yogur y verduras, todo enrollado en un pan de pita plano.

Tradicionales o a tu manera

En tiempos de simplificar muchos platos, los gyros también han ido evolucionando desde su receta más tradicional, y hoy son comida callejera griega muy popular. Y por prudencia diplomática ni se te ocurra llamarlos kebab griego si quieres seguir cayendo bien a un griego -o griega-.

Allí donde estés vas a simplificarte la vida usando la carne que tengas más a mano, ya sea de cerdo, cordero o pollo. Aunque puedes hacer una mezcla de las tres, claro, salteada en sartén.

Todo hecho a mano, o con ayuda del súper

Para hacerlos en menos tiempo, el plan de pita común y la salsa Tzatziki los encuentras con facilidad en tiendas de alimentación internacional y ya hasta en centros comerciales grandes.

Pero claro, Mónica amante de las masas nos anima a meternos en harina para hacer nuestro propio pan de pita, porque nos asegura que la diferencia merecerá la pena. Y además no se necesita usar el horno.

Vamos entonces con unos gyros de pollo, con pan de pita casero y salsa tzatziki. Aprovecha para invitar amigos a casa y poner una mesa con mucha chispa mediterránea.

Tal vez te interese:  LAS SETAS con pasión de Asier Rojo

INGREDIENTES PARA LOS GYROS, POR PARTES

Para la carne marinada:

  • 400 g de pechuga de pollo
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 rama de cilantro fresco
  • 1 pizca de sal
  • El zumo de 1 limón

La salsa Tzatziki:

  • 1/2 pepino
  • 1 pizca de sal
  • 300 g de yogur griego
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimienta negra

Para los panes de pita:

  • 200 g de harina de trigo de todo uso o poca fuerza
  • 50 g de yogur griego
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 10 g de azúcar
  • 40 ml de agua templada
  • 2 g de levadura seca (o 6 de levadura prensada)
  • Aceite de oliva suave para engrasar la sartén

Organizar los gyros:

  • 12 tomates cherry
  • 1 cebolla roja
  • Unas ramitas de cilantro
  • 30 ml de aceite de oliva suave
  • La carne marinada
  • 3 panes de pita
  • 3 hojas de lechuga
  • 200 g de queso feta
  • Olivas al gusto para acompañar

Cómo hacer gyros en casa

Si queremos hacer nuestros propios gyros al completo, necesitaremos elaborar una serie de preparaciones según Mónica Prego nos detalla. También podemos optar por una versión simplificada de la receta si compramos unos panes de pita y una salsa tzatziki. Si optas por abreviar esos pasos, los eliminas de la lista.

Serie de ilustraciones paso a paso de BEonloop

Resumen fácil de preparación

  1. Para la carne marinada, cortas la carne en tiras y las pones en un bol. Le añades los ingredientes del adobo: mostaza, pimentón dulce, ajo en polvo, cilantro fresco picado, sal y zumo de 1 limón. Mezcla todo bien, lo tapas y lo dejas marinar al menos 8 horas en la nevera.
  2. Para el Tzatziki, rallas el pepino, le agregas sal y lo dejas escurrir 15 minutos. Mezclas el pepino escurrido con el yogur, el ajo picado y la pimienta y reservas en la nevera.
  3. Para el pan pita, mezclas la harina con el yogur, el aceite, la sal, el azúcar y la levadura mezclada con el agua. Amasas bien hasta que tengas una masa suave y elástica, tapas y la dejas levar unas 2 horas o hasta que duplique volumen. Divides la masa en 3 partes y la estiras. Calientas y engrasas una sartén de 24 pincelada con aceite, mejor de hierro. Cocinas cada pan durante 2-3 minutos por cada lado, ocupando el fondo de la sartén. Lo retiras cuando se tuesta y gana grosor, y lo envuelves en un paño y, si no los usamos en el momento, en una bolsa hermética
  4. Para montar los gyros, cortas los tomates, la cebolla morada y el cilantro. Salteas el pollo marinado. Preparas todos los ingredientes del montaje: el pan de pita, la lechuga, el queso feta, el pollo, las verduras y la salsa. Pones una hoja de lechuga sobre cada pan, y le añades los ingredientes troceados y finalmente la salsa. Los cierras, plegando un poco por la base y los laterales para que asome el contenido por arriba. Los envuelves en papel y los atas con un cordel para que se mantengan cerrados
  5. Los sirves así, con ese aspecto «a la antigua», y los presentas con un bol de salsa a voluntad y otro con unas aceitunas griegas.
Tal vez te interese:  LA GRANADA, el antioxidante de la dieta mediterránea

Cómelos mientras ves Los Durrell

Una opción es que te comas tus gyros viendo la positivísima serie Los Durrell, rodada en Corfú. Cuenta de la vida de la familia del naturalista y escritor Gerald Durrell –Mi familia y otros animales-. Y de su hermano novelista Lawrence –El cuarteto de Alejandría-… ¡Y te vemos comprando ya billetes para Grecia este verano!

Edición BE OnLoop sobre receta y fotos de Mónica Prego en Bon Viveur

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba