LA GRANADA, el antioxidante de la dieta mediterránea

Probablemente es la fruta más interesante del mercado

Apreciada en todo el mundo por su zumo que quita la sed, la granada se cultiva desde hace miles de años en la cuenca mediterránea, sur de Asia y Centroamérica por sus muchos beneficios para la salud. Es una de las frutas más ricas en antioxidantes: sus niveles superan a los del vino tinto y el té verde. España es cuna de la granada Mollar, la más apreciada en Europa, y casi toda se produce en Elche.

¿Qué es la granada?
La granada es el fruto del granado (Punica granatum), un arbusto de hasta tres metros de altura, originario de una zona que va desde la España mediterránea hasta el sur de Asia.

La granada es una fruta no climatérica, hay que cosecharla madura porque no sigue madurando después de ser recogida.

Los beneficios para la salud
La granada es conocida por su concentración de vitamina C, potasio y polifenoles, que son los antioxidantes más potentes. La granada también es conocida por proteger las arterias, combatiendo el colesterol malo y las enfermedades cardiovasculares. Y además

  • Tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Es rica en minerales -potasio, magnesio, fósforo-.
  • Combate enfermedades degenerativas como el Alzheimer y favorecer la circulación sanguínea.
  • Tiene un índice glucémico muy bajo, algo muy interesante para personas que padecen diabetes.
  • Su alto contenido en Omega 5 -ácido punícico- le confiere propiedades contra el envejecimiento.
  • También contiene fitoestrógenos, lo que la hace muy apropiada para las mujeres en etapa de la menopausia.
Cesta de granadas / PEXELS-Nati

Cuando se consumen en forma de zumo fermentado, las granadas aumentan sus propiedades antioxidantes. De hecho, el TEAC -que permite medir la capacidad antioxidante mediante pruebas in vitro– muestra una capacidad 50 veces superior a la del vino tinto y 36 veces superior a la del té verde.

Además, la granada es también una interesante fuente de vitamina B9.

Conservar las granadas
Como la mayoría de las frutas exóticas, la granada la puedes almacenar incluso cuatro meses si la guardas en un espacio seco y fresco. Los granos permanecerán como el primer día, y la piel se irá poniendo cada vez más seca y dura al corte con el cuchillo. En frigorífico resistirá hasta un mes. Pero ojo, no puedes congelarlas ni guardarlas en conserva.

Elegir una buena granada

Para elegir una granada madura, selecciónela, como los melones, por su peso específico y por su color. Cuanto más pese la granada respecto de su tamaño, mejor. Y en cuanto a su color, puede ir del amarillo veroso al rojo. Mejor evita las que tengan cascarilla marrón y las que tengan cualquier perforación de la piel, porque eso pudrirá pronto el interior.

Abrir la granada

No debes cortar la granada por la mitad, porque rompes muchos granos y manchas -atención, la mancha de la granada es muy difícil de quitar en la ropa-. Raja el perímetro por su ecuador -el corte más largo- con la punta de un cuchillo que corte bien, metiendo la punta apenas 2 milímetros, el grosor de la piel. Y ábrela girando con las manos, separando sus dos mitades.

Granada en ensalada / PEXELS-Kaboompics

La forma más rápida de desgranarla es darle golpes con un mazo de mortero, e irán cayendo. Si estuviesen más agarrados, vuelve a cortar en sentido longitudinal cada mitad, y con los dedos ve sacando los granos a la vez que empujas la piel como quien da la vuelta a un guante. Luego le quitas los restos de materia vegetal blanca -la tastana- en la punta de algunos granos, y ya está lista para comer, con los dedos o con cuchara.

Preparar la granada para comer

Una buena granada madura no necesita azúcar, se come a pelo, tal cual, en un bol. Otra opción es acompañarla con leche y azúcar. Y otra muy común, acompañándola de zumo de naranja.

La granada en el mundo

Los principales productores de granada son India, Irán, Turquía y España, Túnez, Marruecos, Egipto, Israel y Afganistán. Aunque también se cultiva en México y California o México, en Irak, Pakistán y Arabia Saudí, e incluso en el sur de China.

En España tenemos la suerte de poder comprarlas entre octubre y marzo en cualquier mercado.

Aprovecha ese privilegio.

Edición BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba