LA MARMOTA que se come la cosecha mirando a la cámara

El granjero le ha montado una nueva huerta

Jeff Permar es un granjero de Delaware, Estados Unidos, que un día comprobó que alguien se estaba comiendo los frutos de su parcela. Instaló una cámara de seguridad, y se enamoró de Chunk, una marmota que no se corta un pelo y que encuentra placer en comerse todo ante la cámara de seguridad. Le ha montado una nueva huerta y ha tenido familia.

Un mamífero huidizo

La marmota suele huir de las personas. Entre ellas silban fuerte para alertar a las demás cuando el menor peligro se acerca, en las laderas de alta montaña. Puedes verlas en el Pirineo o en los Alpes, por encima de los 2.000 metros.

La amigable marmota, con las manos en la masa / JEFF PERMAR – THE DODO

La sorpresa de la cámara

Nuestro granjero no sabía qué esperar cuando visionó la primera grabación de la cámara, que pudiese delatar a quien robaba las verduras. Y se enamoró de este animal descarado que sólo se come las verduras ante el objetivo. Es más, no las muerde hasta que está ante la cámara. Jeff está feliz, hasta el punto de que ha instalado otra huerta junto a la antigua, para que no le falte de nada a su marmota favorita.

Chunk ha tenido familia, y el granjero no ha dudado en ponerles hasta una mesa de su talla, para comer en condiciones.

Edición BE OnLoop

Tal vez te interese:  LA ÓRBITA TERRESTRE y su influencia en algas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba