LAS SEMILLAS DEL FUTURO de Bija Devi

La granja-escuela Navdanya guarda más de 500 variedades de arroz

Bija Devi creció cultivando la tierra de su familia. Nunca fue a la escuela y no sabe cuándo nació. La física y filósofa Vandana Shiva fundó con ella la granja-escuela Navdanya –Nueve Semillas y Bija se dedica desde hace 25 años a conservar las semillas de cereales autóctonos. No conoce nombres científicos, pero sabe mucho sobre cada planta que guarda. Y ya son 1.500 variedades.

La granja está al pie de los Himalayas y educa a los agricultores sobre el uso de granos tradicionales que no requieren los pesticidas que los granos modernos, genéticamente modificados.

La tierra es sabia

El uso de las semillas antiguas en sus campos autóctonos preserva la fertilidad de los suelos y restablece los equilibrios naturales. No necesitan tantas cantidades de abono ni fertilizantes, ni pesticidas contra las plagas, porque son semillas del terreno, que se han hecho resistentes a las inclemencias a lo largo de los siglos. Utilizar esos granos hace que las explotaciones agrarias sean más resistentes y sostenibles.

The Perennial Plate, productora de cine que llevan adelante Daniel Klein y Mirra Fine, rodó el reportaje Two Options, que puedes ver aquí, y con cuyas imágenes ilustramos este artículo.

La física Vandana Shiva presenta a Bija Devi, que sigue viviendo en la aldea en que nació / THE PERENNIAL PLATE

1.500 variedades autóctonas

Bija Devi guarda semillas para las generaciones que vendrán. Su banco acumula ya, referenciadas en cajas y tarros, más de 1.500 variedades de cereales, legumbres, frutas y verduras. Trabaja como agricultora desde que supo ponerse en pie y nunca fue a la escuela. Pero hoy encabeza un movimiento mundial de mujeres que trabajan para rescatar y conservar los cultivos que están siendo abocados a la extinción por las multinacionales del vegetal transgénico.

La escuela Navdanya

Además, Devi enseña a los agricultores, distribuye semillas y experimenta con ellas. Trabaja en las estribaciones del Himalaya, en Dehradun, donde está la escuela Navdanya -Nueve Semillas- llamada así por una costumbre del sur de la India de plantar nueve semillas en una maceta el primer día del año. Las mujeres llevaban las macetas al río nueve días después para comparar e intercambiar las semillas, de modo que cada familia pudiera plantar las mejores, optimizando el suministro de alimentos.

Tal vez te interese:  QUITANDO ANZUELOS a los tiburones
Bija Devi en la granja de semillas / Ilustración BEonloop

Los agricultores ahora buscan semillas autóctonas

Hoy, Devi tiene a los agricultores haciendo cola para conseguir semillas en la granja. Cuando empezó hace 25 años con Vandana Shiva, tuvo que rogar a los agricultores que aceptaran las ventajas en la siembra de semillas antiguas y autóctonas en lugar de las nuevas semillas «híbridas» o transgénicas de alto rendimiento. Éstas dan mayores cosechas, pero requieren un considerable aporte de pesticidas y fertilizantes, y más agua.

Cientos de tarros conservan muestras de semillas autóctonas / THE PERENNIAL PLATE

«Los agricultores no veían un beneficio tangible por el que utilizar nuestras semillas», dice Devi. «Pero con el tiempo se dieron cuenta de que la tierra conservaba su fertilidad, de que el cultivo estaba libre de enfermedades y plagas. Ahora acuden a nosotros porque quieren».

Vídeo sobre el oscuro circuito de las semillas modificadas / OPEN POLLINATED PRODUCTIONS

Ahora tiene más de 500 variedades de arroz. Hay unas 200.000 personas que se benefician de 34 bancos de semillas comunitarios similares creados en 13 estados del país. Los bancos se consideran un seguro contra las condiciones cambiantes, como el clima o las nuevas plagas. Los agricultores no pagan nada por ellas, y a cambio se comprometen a guardarlas y compartirlas en el futuro.

No dejes de ver los vídeos de Seed Freedom.

Edición BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba