NACHO DEAN, el aventurero da la vuelta a la Península a vela

Tras dar la vuelta al mundo a pie y conectar a nado los 5 continentes

De 2013 a 2016, Nacho Dean dio la vuelta al mundo caminando, en solitario. EarthWideWalk conectó 31 países en 33.000 kilómetros a pie, sin asistencia, y la aventura se enfocó como un aviso global en defensa del medio ambiente. Entre 2018 y 2019 completó la Expedición Nemo, para unir a nado los 5 continentes, aprovechada para lanzar un mensaje de conservación de los océanos. Ahora Nacho está dando la vuelta a la Península Ibérica en un velero de quince metros.

Nacho Dean es un aventurero y explorador que en sus grandes gestas ha hecho una demostración de esfuerzo, superación y resistencia en los límites de la capacidad humana. En sus expediciones a los rincones más remotos, ha podido documentar el estado en que se encuentra nuestro planeta.

Vídeo promocional de la expedición La España Azul

Es la primera y única persona en la historia en haber conseguido dar la vuelta al mundo caminando y unir nadando los 5 continentes. Y ha escrito dos libros «Libre y Salvaje» y «La llamada del océano» publicados con la editorial Planeta.

Como comentaba a Travesía Pirenaica, sobre su travesía a pie del mundo: «En el viaje iba solo, o mejor dicho, con Jimmy». Y se refiere a su carrito de tres ruedas en el que llevó todas las cosas necesarias para el recorrido, como la tienda de campaña, saco de dormir, botiquín, el ordenador, teléfono y algo de ropa.

En la expedición La España Azul va a haber mucha interacción con defensores del medio ambiente y acciones contra las basuras marinas en la costa

En una entrevista para una de las marcas que patrocinan sus travesías, el periodista Mauricio Hernández Cervantes le pregunta por la sostenibilidad:

Sobre sostenibilidad, ¿qué has ido aprendiendo en tus viajes?

«He aprendido lo íntimamente ligada que está la especie humana a la naturaleza. Vivimos tiempos en los que todo lo vemos a través de una pantalla y hacemos fotos como si fueran postales, pero nosotros estamos dentro del cuadro porque formamos parte del medio ambiente. He estado en muchos momentos al límite de la supervivencia, y eso me ha ayudado a ver que vivimos en una sociedad muy confortable, muy segura, como consecuencia de una evolución, pero que necesitamos agua para beber, aire para respirar, comida para comer».

Tal vez te interese:  EL HOMBRE DEL AGUA del Rajastán, Rajendra Singh
Nacho Dean durante su travesía por Australia / NACHO DEAN

«También he aprendido a valorar la importancia de la salud. He podido ver con mis propios ojos el estado en el que se encuentran los ecosistemas. He visto que vivimos en un planeta que es una maravilla, que si descubriéramos uno así en otra galaxia, se nos abriría la boca a tres palmos. 

Pero también he visto la otra cara. He visto zonas muy contaminadas por plásticos y por CO2, también he visto mucha deforestación, así como incendios y, en términos generales, mucha pérdida de biodiversidad como consecuencia de la actividad humana». 

Colaboración con Ambiente Europeo

En las comunidades autónomas por donde pase la expedición se llevará a cabo limpiezas de playas con recogidas de datos, utilizando las tarjetas de recogida de datos facilitadas por la ONG Ambiente Europeo que es colaborador de la expedición. Esta ONG es la coordinadora en España del proyecto Limpieza Internacional de Costas de la entidad Ocean Conservancy y sigue su protocolo. Con La España Azul prepara algunas recogidas de basuras marinas y eventos.

Una infancia en movimiento

Nacho nació en Málaga, España. Su pasión por la aventura y su amor por la naturaleza se la debe a sus padres quienes, desde muy temprana edad, le llevaban a la montaña, de acampada, a nadar en el mar. Hijo de marino, Nacho Dean creció mudándose constantemente (de aquellos años adquirió su habilidad para adaptarse al cambio, una aptitud que le resultaría de gran utilidad para enfrentar las extremas condiciones de sus expediciones), rodeado de souvenirs que su padre traía de sus largos viajes por el mundo (máscaras y lanzas africanas, cuberterías de Tailandia, tallas de madera de Angola, bandejas de Egipto…) y leyendo los libros de aventuras de Julio Verne, Jack London o Rudyard Kipling.

Años de deportes al aire libre

Durante su juventud practicó infinidad de deportes como la escalada, el surf, la bicicleta de montaña y el snowboard, y aprovechaba cualquier ocasión para estar al aire libre, donde él era feliz y de un modo muy instintivo sentía la vida con toda su plenitud. Poco a poco, a sus 20 años, comenzó a hacer trekkings de varios días y semanas por la montaña. A veces en solitario, otras acompañado, a pasar sus primeras noches fuera haciendo vivac, durmiendo en refugios.

Tal vez te interese:  NEIVA GUEDES, científica del Guacamayo Jacinto
Dean con Jimmy, su carrito triciclo, ante el volcán Parinacota y el lago Chungará en Chile / NACHO DEAN

Un mundo nuevo y de descubrimientos se desplegaba ante él: caminar en contacto con la naturaleza durante semanas. Llegando a los sitios por su propio pie y ligero de equipaje, con lo que cabe en una mochila. Fue entonces cuando vendrían la Transpirenaica, cuatro variantes diferentes del Camino de Santiago, los viajes a Laponia por encima del Círculo Polar Ártico y al desierto del Sáhara, donde lentamente se iría forjando el sueño de toda una vida. Un día, una pregunta asaltaría inevitablemente su mente: y la vuelta al mundo caminando, ¿por qué no?.

El periodista que mencionábamos le pregunta en otro momento:

Tu visión de “una humanidad de personas libres, sanas y felices viviendo en equilibrio con el planeta” puede sonar utópica. ¿Qué necesitamos para hacerla realidad?

No hay frontera más infranqueable que aquella que nos impide creer en algo. He viajado por muchos países, y haciendo eso te das cuenta de que según vas cruzando las fronteras todo cambia. Cambian los paisajes y los ecosistemas, la moneda, los idiomas, las comidas. Entonces, cabe preguntarse, ¿qué verdad hay? Y te das cuenta de que el hombre necesita creer en algo, y yo creo en esa idea de una humanidad llena de personas libres, sanas y felices. Porque lo que crees es lo que creas». 

Edición BE OnLoop con informaciones de Cepsa.com y Nachodean.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba