PEPE MONSERRATE: esculturas por la conservación marina

El escultor de "Solitario" nos cuenta sobre su nuevo proyecto "Solitario Sacred Sea", el mar sagrado de Solitario

Esculturas de meros gigantes o pecios en hierro y cobre fundido. La obra de Pepe Monserrate gira en torno a su amor por el Mediterráneo y sus tradiciones. Un artista poliédrico, empresario de éxito y sobre todo un defensor del mar. Pepe crea obras artísticas que luchan por visibilizar y recuperar la biodiversidad de nuestros ecosistemas marinos.

En estos días Monserrate está centrado en sacar adelante su nuevo proyecto artístico llamado “Solitario´s Sacred Sea”, el mar sagrado de Solitario. Una instalación que pretende promover, identificar y visibilizar las áreas protegidas marinas (MPA) para ayudar a su recuperación y promoción. Como él mismo nos ha confesado: “El arte tiene esa capacidad única de emocionarnos y movilizarnos. Si no hay motivación no hay movimiento. Si algo nos emociona somos capaces de cualquier cosa, y eso es lo que pretendo con mi último proyecto”. 

Arte, emoción y escultura: la obra de Pepe Monserrate

Pepe Monserrate es un escultor madrileño que vive entre Madrid y la costa murciana dónde combina su amor por el arte y su carrera empresarial. Este artista comenzó casi por casualidad a dar sus primeros pasos en la escultura en 2012. Desde entonces, ha participado con sus obras en diversos proyectos filantrópicos y en defensa de los océanos.

Hoy nos entrevistamos con él para que nos cuente cómo fue su salto al mundo del arte, su relación con el mar y en qué está trabajando ahora.

Moraga, escultura creada con pasta refractaria blanca y caña natural.

– A lo largo de mi vida profesional – nos cuenta Pepe Monserrate – he tenido varias empresas relacionadas con internet y las energías renovables, nada que ver con la escultura. Pero siempre he estado cerca del arte, incluso hice pinitos como actor de teatro durante una época de la que guardo muy buenos recuerdos. Pero sobre todo, he sido una persona que ama el arte, la innovación, el trabajo manual y el mar. 

Esculturas que aman el mar

Recuerdo vívidamente cómo durante unas vacaciones en Grecia, vi junto a la costa a un hombre que esculpía plácidamente en cerámica. Aquella escena me cautivó, parecía sacada de un sueño y algo en mí se encendió. Al volver a Madrid, una tarde encontré un cartel a las puertas del centro cultural de mi barrio en dónde se ofrecían clases de escultura. Y allí me planté, entre señoras jubiladas y algunos tipos perdidos como yo, metí mis manos en el barro por primera vez. Fue una conexión instantánea, algo que simplemente no puedes explicar. Poco a poco pasó de ser un hobby a una actividad a la que quería dedicar la mayor parte del día.- Concluye Pepe.

Monserrate siguió compaginando su trabajo en la oficina con el del taller durante algún tiempo. De manera natural y sin casi pararse a pensarlo, su inspiración siempre partía de los océanos, los peces y el mundo submarino. Poco a poco fue compartiendo estas esculturas con amigos y familiares, y ellos fueron quienes animaron al artista a dar un paso al frente y preparar sus primeras exposiciones. 

Cuadernas.

– Un día me decidí por fin a exponer, tirarme al vacío y enseñar mis obras para comprobar si el público las percibía con el valor que yo sentía que tenían. Creé un dossier y lo envié a decenas de galerías. Marta Torres, una galerista de Ibiza, fue quien me dio mi primera gran oportunidad. La exposición fue un éxito rotundo, vendí casi todas las piezas y claro, después de eso seguí esculpiendo. – Nos cuenta sonriente.

Tal vez te interese:  BELLAS ARTES con resíduos, por Deniz Sağdıç

En aquella exposición hubo una escultura que sobresalió para el público y para Pepe, y que se ha convertido en su seña de identidad. Llamada “Solitario”, esta escultura es un mero gigante de pasta refractaria con 3 metros de largo y 150 centímetros de alto. Compuesto por 18 piezas ancladas a barras de hierro que representan a este ejemplar marino a través de un bosque de posidonias.

El encuentro en las profundidades que inspiró a “Solitario”

Solitario” es una obra que nace en las Islas Columbretes, unas islas que están a 30 millas al este de Castellón, en una reserva protegida.

– Buceando allí tuve un encuentro inesperado con un mero gigantesco de tres metros – nos cuenta Pepe Monserrate – aquel animal me fascinó y se convirtió rápidamente en una especie de símbolo personal. Lo primero que pensé de él fue que con ese tamaño debía haber vencido todos los obstáculos habidos y por haber, que era un ejemplo de superación.

Solitario: para convertirte en gigante debes superar todo tipo de amenazas y obstáculos

Esa experiencia quedó ahí en mi memoria. Años más tarde se convirtió en una gran escultura que me abrió las puertas del arte. Que aún hoy sigue creciendo hacia un nuevo proyecto que refuerza aún más mi amor por la escultura y el mar.

Regulación y concienciación social para la defensa de los mares

Monserrate es un buceador experimentado que practica la apnea desde que era niño. Acostumbrado a comprobar en primera persona la degradación que ha sufrido el mar, cree que no todo está perdido. Señala que con la ayuda de los movimientos sociales, la presión de organizaciones medioambientales y la puesta en marcha de legislación que defienden la recuperación de los océanos, se ha recuperado la biodiversidad en ciertas zonas. 

– Cuando yo era pequeño e iba al mar me manchaba siempre los pies del petróleo que llegaba a las playas, por no hablar de los vertidos procedentes de las urbanizaciones costeras que continuamente se descargaban en el mar sin ningún tipo de control. Con los años, gracias al trabajo de concienciación de muchos agentes, se consiguieron leyes que permitieron cambiar la situación.

Incluso se logró que la Unión Europea obligara a poner doble casco a los petroleros y a no permitir la limpieza de las sentinas de los barcos en altamar. Así un buen día, de repente, dejamos de mancharnos los pies. – Y añade otra experiencia propia.

Amantes en la orilla

Cabo Tiñoso y su recuperación

– Recuerdo que hace un par de años tuve la suerte de volver a bajar a las profundidades de Cabo Tiñoso, que hoy en día es una reserva protegida, pero que durante años sufrió el abandono de las instituciones. En mis inmersiones anteriores yo había visitado ese lugar y bueno, no podría decir que fuera un paraíso para la fauna marina. Pero esta vez, cuando me asomé y vi aquello, no sabía bien dónde estaba. Podía ser el Mar Rojo, podía ser las Maldivas… ¡estaba lleno de vida!. Entonces fui consciente: cuando la vida se respeta y no se machaca, florece de una manera casi instantánea, es bestial. Ahí me di cuenta de la importancia de las leyes y cómo estas pueden cambiar la vida, los ecosistemas y el mundo.

Tal vez te interese:  MÚSICAS SAGRADAS DEL MUNDO, en Fez

Pepe Monserrate y las áreas marinas protegidas

Pepe lo tiene clarísimo; es necesario tomar medidas a todos los niveles para promover y conservar los ecosistemas marinos. Pero sabe que todavía hay mucho por hacer, ya que aunque existen cada vez más zonas protegidas, muchas de ellas quedan en papel mojado por falta de recursos, protección, promoción y mantenimiento. Y esa es la piedra angular en la que se cimienta el nuevo proyecto artístico de Pepe Monserrate, a medio camino entre la escultura, la instalación y la reivindicación.

La salida está en el interior. El mundo de hoy es un océano de infinitas posibilidades.

– A mi nuevo proyecto lo he llamado “Solitario´s Sacred Sea”, el mar sagrado de Solitario. Y es una apuesta artística que busca señalizar inequívocamente las zonas marinas protegidas. Quiero crear una escultura de “Solitario” e instalarla junto a la costa para que señalice y promueva las MPA. Me gustaría ayudar a que sean fácilmente identificables como lo que son: lugares sagrados donde la vida se está recuperando y que debe ser respetados por todos.

Me entristece ir a cabo Tiñoso, en la costa murciana y ver cómo algunos navegantes fondean sus barcos donde está prohibido. Esto ocurre en parte porque la gente no sabe dónde empieza y acaba la zona protegida. En el terreno, no hay nada que lo identifique, ni siquiera es fácil saber a simple vista si existe o no. – Aclara el escultor.

“Solitario´s Sacred Sea” un proyecto para señalizar, activar y promover las MPA

En resumen, el nuevo proyecto artístico de Pepe Monserrate tiene una intención clara: fomentar y visibilizar las zonas protegidas. Identificarlas, contribuyendo con su arte a la promoción y conservación de la defensa y cuidado de los mares. Ayudar a que sean respetadas, a que crezcan y se declaren nuevos santuarios marinos utilizando sus esculturas como medio para crear consciencia.

Potencialidad latente. Brillo del pasado.

Convertir a «Solitario» en un icono y que al verlo la gente entienda que está en suelo sagrado. Hacer patente el trabajo de todos los que se esfuerzan en la recuperación que se está llevando a cabo, visibilizar lo que se está consiguiendo y motivar e incentivar el amor por la vida marina.

– Si te soy sincero, me gustaría que el primer “Solitario´s Sacred Sea” fuese en España, y si pudiese ser en Cabo Tiñoso, sería ideal. Lo que realmente busco es que a través del arte pueda activar las MPA, darles publicidad, ponerlas en valor – Pepe nos aclara, que actualmente el proyecto está en fase de desarrollo aunque ya ha empezado a dar los primeros pasos.

– Estos días ando inmerso en mover y promover el proyecto, acompañado de personas e instituciones colaboradoras como la Asociación Ambiente Europeo o MadBlue que entienden claramente el arte como una herramienta muy poderosa capaz de hacernos reflexionar, motivarnos y movilizar las emociones. – Concluye Monserrate.

A lo largo de los años se han ido creando espacios marinos que permiten la protección y defensa de la biodiversidad. Dia a día y acción tras acción, estamos consiguiendo una sociedad más concienciada que lucha por revertir la contaminación de los ecosistemas marinos. Las esculturas de Pepe Monserrate y su proyecto “Solitario´s Sacred Sea”, el mar sagrado de Solitario, sirven para dar visibilidad a este propósito, contribuyendo a un mar sano para todos.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Quieres conocer otros proyectos artísticos relacionados con la conservación de los mares? No te pierdas nuestra sección BEartist

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba