QUETZAL BRILLANTE, el ave sagrada de mayas y aztecas

Acciones de protección de la especie en toda América Central

El quetzal brillante es un ave emblemática de América Central, el plumaje de reflejos iridiscentes y su larga cola la han convertido en un símbolo de libertad y poder desde las antiguas civilizaciones mesoamericanas. Por desgracia esta majestuosa ave está amenazada por la destrucción de su hábitat por la presión humana.

Las resplandecientes plumas del quetzal brillante –Pharomachrus mocinno– emiten una gama de tonos vivos. Azules, verdes esmeralda, rojo metálico y blanco.

Su hábitat, entre México y Panamá

El quetzal brillante vive en las selvas tropicales entre el sur de México hasta Panamá. Hace sus nidos en los troncos de los árboles o en las ramas. Y se alimenta de pequeños frutos, pero también caza ranas, lagartos y cualquier invertebrado cuando los frutos están escasos. Como otros pájaros con esta dieta, cumple una función importante en la distribución de semillas que asegura la regeneración de los bosques.

Imagen de macho y hembra, que muestra claramente sus diferencias / iSTOCK

Colores para comunicarse

Se cree que esta vibrante paleta de colores les ayuda a comunicarse con sus parejas durante los rituales de apareamiento, al tiempo que les sirve de camuflaje cuando están posados en los árboles de sus bosques subtropicales.

Con una envergadura de hasta un metro en el caso de los machos -la cola de las hembras es más corta-, estas aves son criaturas realmente magníficas e inconfundibles.

Los colores irisados son una característica del quetzal / iSTOCK

Sus bosques, en peligro

Sin embargo, debido a la deforestación de sus hábitats naturales en países como Guatemala y Costa Rica, la población de estas aves ha disminuido drásticamente en las últimas décadas. La destrucción de sus hogares en la selva tropical significa que disponen de menos árboles para construir nidos o encontrar comida.

Nido del quetzal brillante, que puede ser en hueco del tronco o en rama / PEXELS-PIXABAI

Además, las conexiones de hábitat entre distintas poblaciones se han perdido o cortado cada vez más debido a la fragmentación causada por carreteras o proyectos de construcción de infraestructuras, lo que disminuye aún más sus posibilidades de supervivencia.

Protegiendo los hábitats de Centroamérica

Tal vez te interese:  EL OSO PRESUMIDO que encontró una GoPro

Afortunadamente, los esfuerzos de conservación en Centroamérica han tenido cierto éxito a la hora de evitar que siga disminuyendo su número, gracias en gran medida a la creación de parques nacionales en toda la región, así como a otras medidas como las actividades de reforestación y la compra de tierras destinadas a proteger los hábitats silvestres.

La Serpiente Emplumada

Un macho asoma entre las ramas de un árbol / iSTOCK

Venerada por los mayas y los aztecas, los sacerdotes solían llevar tocados con plumas de quetzal brillante. Lo vemos en los relieves de Quetzalcóatl, el dios que es una serpiente con plumas de Mesoamérica de Chichen Itzá y otras ciudades históricas.

Hoy el quetzal es ave nacional de Guatemala, y la vemos en la bandera del país. Y pese a ello, también en Guatemala está en riesgo.

Es esencial que los gobiernos sigan actuando si queremos que las generaciones futuras disfruten viendo a estas increíbles criaturas surcando nuestros cielos.

Edición BE OnLoop con información de ABC Birds, UICN y Francesca Capozzi

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba