RUTA del RÍO CEREZUELO: descubriendo la magia de Cazorla

Una ruta ideal para toda la familia llena de cascadas y pozas que nos descubre el Castillo de las Cinco Esquinas.

En el corazón de Jaén, donde Andalucía despliega su manto más verde, se halla el pintoresco pueblo de Cazorla. Entre las numerosas sendas que serpentean a través de este paraíso natural, hay una de singular belleza. Hablo de la ruta del río Cerezuelo, concretamente la SL-A266. Un recorrido circular que comienza y termina en Cazorla, prometiéndonos una aventura de aproximadamente dos horas cargada de naturaleza, historia y poesía.

Esta ruta circular de unos 6km es perfecta para toda la familia. Es de dificultad baja y está repleta de pozas, cascadas, puentes de madera y una exuberante vegetación. Desde el corazón histórico de Cazorla, se despliega este camino, prometiendo ser la combinación perfecta para aquellos que buscan sumergirse en la belleza natural sin alejarse demasiado de la civilización. ¿Tienes planes para tu próxima ruta? Para esta Semana Santa apunta esta ruta fluvial y quédate a leer toda la información para que puedas sacarle el máximo provecho.

Video del canal @meponeviajar para que puedas ver lo bonita que es esta ruta

Ruinas de Santa María, el inicio de la ruta circular por el río Cerezuelo

Si estas unos días en Cazorla y quieres conocer el río Cerezuelo y su entorno, te animo a recorrer esta ruta. El punto de partida se sitúa tras las ruinas de la Iglesia de Santa María, testigo silenciosos del paso del tiempo. Desde allí, tomando la calle que se eleva a la derecha y nos adentramos en un camino que nos lleva a seguir el curso del río. Si fijamos nuestra vista en las alturas podemos ver la silueta del casillo de Yedra, que imponente se eleva sobre el pueblo de Cazorla. Tomamos el sendero SL-A266 que está señalizado y delimitado, por lo que no hay posibilidad de perderse.

iglesia santa maria
Ruinas de la Iglesia de Santa María, en el centro histórico de Cazorla

El río Cerezuelo constante durante la ruta

En esta primera etapa, cruzamos hasta cinco puentes de madera. Aunque el sendero es accesible, es prudente equiparse con calzado adecuado, ya que las caprichosas aguas del río, según su ánimo y caudal, nos desafían con tramos húmedos e incluso encharcados que nos permite descubrir los rincones que el río crea tras su paso. A medida que avanzamos, encontramos la fuente de Paulina. Es un lugar ideal para refrescarse. Más adelante el río transcurre entre en una serie de pozas y cascadas, de agua fría que permiten el baño a los más intrépidos bañistas. Hasta este punto, la ruta es un espectáculo natural donde el agua, en su eterno fluir transforma la roca bajo el sol, creando un paisaje que invita disfrutar del entorno.

Cascada ruta río Cerezuelo
La Ruta del río Cerezuelo está repleta de cascadas y pozas en un entorno natural espectacular

Algunos tramos son más empinados y con escalones altos, lo que puede ser un reto, pero ya casi llegamos a la parte más alta. Allí, encontraremos las cascadas más grandes. Tras un rato caminando por esta ruta debemos dejar el río Cerezuelo atrás, pues el sendero se divide en dos. Si tomas el camino de la derecha llegarás a la cascada Malena y el Castillo de las Cinco Esquinas, por un camino que comienza custodiado por vallas metálicas.

Tal vez te interese:  PLAYA DE LAS CATEDRALES: descubre la magia en Galicia

El Desafío de la Cascada de la Malena

A medida que nos acercamos a la cascada de la Malena, el camino se vuelve más exigente. El terreno es rocoso, se estrecha y se vuelve más abrupto. Una subida constante y la ausencia de sombra nos aguarda. No es muy recomendable adentrase en este sendero durante las horas de más calor, sobre todo si te decides a ir en verano.

El camino nos lleva a un balcón natural desde donde se despliegan vistas magníficas de Cazorla y del Castillo de la Yedra o de las Cinco Esquinas. Un sitio perfecto para descansar, reponer fuerzas y disfrutar del lugar. Seguimos avanzando y justo antes de descender hacia la cascada, podemos ver un antiguo refugio de pastores y los restos de lo que alguna vez fue una gran poza vallada.

La Cascada de Malena no es especialmente caudalosa porque la sequía ha reducido su caudal, pero aún así es impresionante. Sus aguas, descienden por una pared de piedra y musgo. Al final de su caída, una tranquila poza se enmarca entre rocas. Es un buen lugar para refrescarse e imaginar cómo debe ser este entorno en época de lluvias.

La cascada de Malena es un monumental muro de piedra por donde cae el agua desde bastante altura

El tramo final de la ruta del rio Cerezuelo pone a prueba nuestra determinación. Los 800 metros de subida con un desnivel de 200 metros, se notan. El camino muta en una pendiente de roca viva que asciende hasta el Castillo de las Cinco Esquinas o de Yedra. Este bastión, erigido en la segunda mitad del siglo XIV y conocido también como Salvatierra, descansa sobre el cerro que comparte su nombre.

El Castillo de Yedra: el Castillo de las 5 Esquinas

La llegada al castillo, con su forma trapezoidal y la torre del homenaje de planta pentagonal, es un viaje en el tiempo a través de la historia de Cazorla y sus antiguos habitantes. Cuenta la historia que este castillo, con raíces árabes fue remodelado bajo el pulso castellano. Cumplió primero las funciones de hogar de un señorío, para posteriormente transformarse en baluarte defensivo.

Llama la atención su torre del homenaje, cuyo corazón alberga un aljibe y se vertebra en tres estancias superpuestas. En la primera de estas estancias, se ha erigido una capilla que expone un Cristo románico-bizantino, rodeado por una congregación de doce pinturas anónimas del siglo XVII.

Castillo de Yedra
El Castillo de Yedra ofrece visitas guiadas para conocer a fondo su historia

La segunda sala, o Sala de Armas, se adorna con panoplias en formación de escudo, y custodian un arsenal de espadas, ballestas y hachas. Vigiladas por dos armaduras completas, te transportan a una época donde la destreza en el arte de la guerra definía el destino de los reinos.

Tal vez te interese:  DESCENSO EN CANOA por el Río Nalón

La tercera sala es la Sala Noble, conocida como la joya arquitectónica del Castillo de Yedra. Su techo de bóveda de crucería evoca el estilo gótico y sus esbeltos ventanales de arcos apuntados permiten el paso de una luz tamizada. Esta estancia se adorna con tres tapices flamencos del siglo XVII y mesas del siglo XVII.

Visita Guiada al Castillo de Yedra: vive la historia de Cazorla

Si accedes con una visita guiada al Castillo de Yedra, cosa que te recomiendo, conocerás algunos de los tesoros descubiertos durante las labores de restauración. Adjunta a la torre del homenaje, existe una construcción hermana que alberga la sección dedicada a las artes y tradiciones populares. Allí se exhiben tres réplicas detalladas de molinos de aceite de distintas eras. También fragmentos de cerámica árabe hallada entre los muros del castillo y una variada colección de cerámica tradicional de varios orígenes.

Por último, el piso superior ha sido transformado en el escenario de una cocina típica de Cazorla, equipada con todos los utensilios y enseres que definían el corazón de una casa. La exhibición se enriquece con maquetas de dos cortijos. Uno de la campiña y otro característico de la sierra, junto a ellos dos paneles presentan una selección de vajillas de cerámica originarias de distintos rincones de Jaén y Granada, mostrando así la diversidad y riqueza cultural de la región.

Cazorla
Vistas desde el Castillo del pueblo de Cazorla

Desde la fortaleza la vista del pueblo y la sierra es espectacular. Observar a los buitres sobrevolando libremente el cielo es un espectáculo que, por sí solo, vale la pena y es una experiencia que hace aún más valiosa esta ruta.

Regreso a Cazorla

Tras terminar la visita del Castillo puedes volver sobre tus pasos hasta Cazorla. Allí si te has quedado con ganas de seguir explorando este hermoso lugar, puedes visitar la bóveda del río Cerezuelo. Una imponente construcción con una estructura de medio cañón que se amolda al río, y que se construyó para levantar la Iglesia de Santa María y comunicar las dos orillas. Si decides visitar este lugar has de tener en cuenta que es una visita guiada, y tendrás que concertarla con tiempo y dentro de los horarios previstos. Otro fin de ruta más relajado puede ser visitar el casco antiguo de Cazorla y degustar su rica gastronomía en una de sus terrazas.

¿Te ha gustado esta ruta? ¿Conocías el río Cerezuelo? Si te gusta la naturaleza y descubrir los lugares más bellos de nuestro país no te pierdas nuestra sección BEexplorer. ¿Tienes planes para tu próxima ruta?

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba