WARKA TOWER, la torre que recoge agua del aire

Construida en bambú y malla de poliéster puede captar 100 litros al día

Fue durante un viaje a Etiopía que el arquitecto Arturio Vittori descubrió a la vez la belleza natural del país y su peor lacra: la falta de agua potable. Para resolver este problema, Vittori y su equipo idearon una solución singular: Warka Tower, una torre en forma de vasija construida en bambú que da estructura a una fina malla de poliéster que captura las gotas de la alta humedad del aire.

Imitando a la Naturaleza

El principio de retener agua a partir de una red fina no es un invento de Vittori. El insiste en que su modelo está inspirado por la Naturaleza. Y los ejemplos son muchos, empezando por las telas de araña, que cada día amanecen dibujados por miles de gotitas de rocío.

Las estructuras de Arturo Vittori están ya en muchos países sin agua potable / WARKA WATER

Muchas plantas retienen el agua de la misma forma, a partir de una masa de pelillos finos en los que se fija el rocío formándose gotas que caen al centro de la planta.

El propio bosque de laurisilva de la isla de La Gomera actúa de igual manera. El aire húmedo con nubes bajas que barren la isla deja el agua en las marañas vegetales que cuelgan de las ramas de los árboles.

Una torre alta y ligera

La torre se monta por segmentos y se van apilando hasta llegar a unos diez metros de altura. Es muy ligera, pesa menos de 80 kilos y es fácil de desplazar a otro lugar si fuese necesario. Su malla interna llega a recoger hasta 100 litros de agua al día. De hecho, en muchos pueblos el sistema se ha montado sobre un aljibe previamente construido en cemento, para acumular el agua de riego y para beber.

El agua, clave del desarrollo

El objetivo del proyecto Warka Water es crear oportunidades económicas y sociales basadas en la fabricación, instalación y gestión de estas torres que facilitan la agricultura y el comercio local. Porque su objetivo son las comunidades de aldeas remotas y aisladas donde no hay tuberías, pozos ni infraestructuras adecuadas para retener el agua y administrarla.

Tal vez te interese:  ANULADOR DE RUIDO mediante plasma, cómo funciona

Desde 2015 las torres de agua se están implantando en toda Etiopía, en la selva de Camerún, Haití, Madagascar, Colombia, Brasil, India y Sumba (Indonesia).

La organización Warka Water

Fundada por el Arturo Vittori, Warka Water es una organización sin ánimo de lucro cuya misión es crear soluciones sostenibles que cambien la vida de quienes sufren la sequía endémica o la falta sistémica de agua potable incluso en lugares con exceso de agua, como Camerún, donde la mayor parte no se puede beber, por impurezas. Vittori dice que fusiona «conocimientos y recursos locales, diseño visionario y tradiciones ancestrales». Fue en 2015, que este método se instaló por primera vez en Etiopía. El nombre de la organización se inspira en la warka, una higuera silvestre gigante originaria del país.

Cada torre permite instalar un depósito con un grifo o un abrevadero, o ambos, según las necesidades / WARKA WATER

La parte inferior de la torre Warka está rematada con una tela a modo de toldo, para dar sombra y facilitar que el propio depósito de agua sea un punto de reunión en las aldeas.

Agua potable, también donde hay agua

Como decíamos, recoger el agua que circula en el aire permite disponer de agua limpia y sin tener que desplazarse a puntos lejanos a recogerla. El agua no potable es un problema común de todos los países con abundancia de agua, contaminada desde que toca el suelo por animales muertos, basuras, pesticidas agrícolas o libre circulación de aguas fecales. El agua de lluvia y del aire en movimiento tiene que ayudar a los más de mil millones de personas que en mundo no tienen acceso al agua potable.

Redacción BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba