ZÉRO MÉGOT, por un mar sin colillas

Swim For Change, contra las colillas de cigarrillo en los océanos

Los nadadores de Swim for Change han terminado en Barcelona su doble reto ambiental y deportivo. Han cruzado el Mediterráneo desde Marsella para un doble reto medioambiental y deportivo. Se trata de que todos sepamos el daño que causan las colillas de cigarrillo al mar. Y a nuestra alimentación.

De hecho, esta historia comenzó en el verano de 2021 cuando los 4 nadadores de Swim For Change recorrieron los 380 km del Sena entre París y la desembocadura en el Atlántico para pedir un gesto sencillo a los franceses: tirar las colillas a la basura.

Los cuatro nadadores se turnaron, día y noche durante una semana para recorrer el trayecto de una colilla, desechada en una acera parisina, hasta la desembocadura del océano. Era otra de sus campañas “Zero Mégot” -Colillas Cero-.

Vídeo de media hora sobre la campaña “Colillas Cero” y el descenso del Sena en 2021 / SWIM FOR CHANGE

Tras varias campañas de sensibilización ciudadana, su gesta entre Marsella y Barcelona, ha sido su acción más reciente y compleja, con un equipo de cinco nadadores.

Louise Pasquet, una de las miembros de Swim For Change, habla del proyecto al portal Ecolosport, y recogemos un resumen de ese testimonio.

Llegada de los cinco nadadores a la playa de Sant Miquel, en Barcelona / BTV ESPORTS

“Cada vez hay más soluciones para evitar que tiremos las colillas al suelo, pero mucha gente sigue teniendo ese terrible reflejo. Tenemos que concienciar a la gente sobre el impacto medioambiental de estas colillas”. En Francia, 40.000 colillas acaban en el suelo cada minuto, y que cada colilla contamina 500 litros de agua. Las colillas son el primer residuo plástico que se encuentra en los océanos. Además, el mar Mediterráneo se ve afectadísimo por este problema.

10 días nadando de Marsella a Barcelona

En el puerto de Marsella se celebró un acto de recaudación de fondos para financiar las campañas Zéro Mégot, y saltaron al agua la mencionada Louise Pasquet, Chloé Léger, Matthieu Witvoet (que antes cruzó el lago Titicaca con Malia Metella y Théo Curin), Lucas Witvoet y Hadrien Jacomino. Que se han ido turnando día y noche durante 10 jornadas para cubrir los 500 kilómetros entre ambas ciudades.

Tal vez te interese:  LAS REINAS DEL COMPOST van en bici
Vista cenital de una actividad de Swim For Change / SWIM FOR CHANGE

“Hemos preparado un kit educativo sobre nuestro reto deportivo y el impacto medioambiental de las colillas. Estaremos en contacto directo con unas cincuenta clases durante nuestro reto para animar a los niños y a sus padres a ser más respetuosos con su entorno. La basura, sea la que sea, debe depositarse en un contenedor, no en el suelo”, dice Louise a Ecolosport.

La colilla gigante de Swim For Change llega a Barcelona / SWIM FOR CHANGE

En Cataluña se calcula que más de 2.000 toneladas de colillas acaban en el suelo. La lluvia y los ríos llevan la mitad al mar. Y el Ayuntamiento de Barcelona se ha implicado con la aventura de Swim For Change. El material del kit pedagógico de la campaña ha sido distribuido en varios centros educativos, y el colegio Pau Casals-Grácia ha estado siguiendo la travesía de principio a fin.

Muchas horas de entrenamiento

Semejante gesta deportiva exige meses siguiendo un programa de entrenamiento y de alimentación muy preciso. “Entrenamos varias horas a la semana cada uno por nuestra cuenta y nos reunimos los fines de semana para ponernos a prueba en condiciones reales. Nos toca aprender a gestionar el esfuerzo y las fases de descanso y sueño”.

Esta jornada del 3 de junio y la construcción del kit educativo han sido pensadas y co-construidas con estas asociaciones. Esperamos que esto sirva para sensibilizar y ayudar a que todos nos sintamos concernidos.

Redacción BE OnLoop sobre artículo de Ecolosport y Embajada de Francia en España

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba