CUEVAS DE SANT JOSEP, el río subterráneo más largo de Europa

En el recorrido hay tramos de hasta once metros de profundidad

Las Cuevas de Sant Josep, en La Vall d’Uixó, junto al Parque Natural de la Sierra de Espadán, esconden el río subterráneo navegable más largo de Europa.

La visita discurre por un paisaje precioso, en el que el agua ha moldeado rocas a lo largo de millones de años, y donde nuestros ancestros encontraron refugio en tiempos prehistóricos.

La lámina de agua se extiende 800 metros en el interior de la montaña / SERVIGROUP
La lámina de agua se extiende 800 metros en el interior de la montaña / COVES DE SANT JOSEP

En esta cueva de más de dos kilómetros de longitud hemos encontrado restos arqueológicos. Y aunque, como todas las cuevas en las que han llegado antes los brutos que los científicos, ha habido daños en algunas estalactitas, la estética de la cueva es muy armoniosa, y se nos muestra con una cuidada iluminación, y en silencio salvo unos acordes de guitarra que acompañan a la puesta en escena.

Los conciertos Singin´in the Cave

Silencio salvo en los días en que se celebran conciertos para los pocos privilegiados que consiguen la entrada a tiempo. Para Singin´in the Cave 2023 ya sólo tienes algunas entradas para Jacobo Serra el 16 de abril. Ve pensando mejor en la edición de 2024.

Es sorprendente la amplitud de algunos tramos del recorrido / COVES DE SANT JOSEP
Es sorprendente la amplitud de algunos tramos del recorrido / COVES DE SANT JOSEP

Y además de la visita en barca a la cueva tienes otras actividades, como la visita de espeleología, más técnica, para grupos de seis personas en kayak, y a partir de los 8 años de edad con un adulto por niño.

45 minutos de recorrido

La visita ocupa unos 45 minutos, en un recorrido, de 1.050 metros, dividido en dos tramos. El primero se realiza en barca, durante 800 metros, y el segundo a pie por galería seca de unos 250 metros. Durante la visita guías y barqueros que cuentan los secretos de la cueva.

En el recorrido hasta el final de la Galería Seca, pasamos por la Sala de los Murciélagos. Es una bóveda esculpida por el agua. Luego el Lago Diana es una inquietante poza de cinco metros de profundidad.

También veremos el Lago Azul -que llega a 11 metros de profundidad-, La Catedral o la Galería de los Sifones, que con 60 metros de longitud es un túnel en el que viven pequeños crustáceos ciegos, endémicos del lugar. Y el Paseo de los Enamorados. Te encantará.

Tal vez te interese:  8 COSAS QUE VER en Islas Galápagos
Vista cenital y corte del perfil de la cueva navegable. Versión dinámica en la web de Wikiloc / WIKILOC
Vista cenital y corte del perfil de la cueva navegable. Versión dinámica en la web de Wikiloc / WIKILOC

Ubicación de la cueva

Puedes ver la ubicación de las cuevas y el perfil del recorrido interactivo que hace Wikiloc en su web, de la que sacamos esta captura de pantalla.

La Vall d’Uixó está en el sureste de la provincia de Castellón, y no se conoce ni la procedencia del agua de este río subterráneo ni su final. Su temperatura siempre es de 20 grados.

La transparencia del agua deja ver estalagmitas que un día estuvieron al aire para poder formarse / COVES DE SANT JOSEP
La transparencia del agua deja ver estalagmitas que un día estuvieron al aire para poder formarse / COVES DE SANT JOSEP

Las cuevas de Sant Josep en kayak

La forma más activa de hacer la visita es cogerse la opción de espeleokayak, en kayak doble o individual. No hace falta ninguna experiencia previa del manejo de kayak, porque las distancias son muy cortas, el agua es quieta y se hace en grupo.

Es sorprendente la amplitud de algunos tramos del recorrido / COVES DE SANT JOSEP
A los rincones más apartados se accede mejor en kayak / COVES DE SANT JOSEP

Al inicio nos darán unas pequeñas nociones de remo: girar, ir recto o parar. Y no hay más que saber. Tenemos por delante 800 metros de río subterráneo y mágico para disfrutarlo a nuestro aire. Se puede participar desde los 8 años si se va acompañado de un adulto.

La visita es por la misma zona de la visita en barca, pero la baja altura del kayak casi a ras de agua te deja acceder a algunas zonas donde la barca tradicional no consigue pasar. Por ejemplo a la zona más profunda, el Lago Azul, con sus 11 metros de profundidad.

Grabados prehistóricos Patrimonio de la Humanidad

Y además de albergar el río subterráneo navegable más largo de Europa, en este lugar también hay grabados prehistóricos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Una boca abierta por la que debió salir agua durante milenios / COVA DE SANT JOSEP
Una boca abierta por la que debió salir agua durante milenios / COVES DE SANT JOSEP

La primera información sobre esta cueva la dio la obra Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, Población y Frutos del Reino de Valencia del ilustrado y naturalista valenciano Josep Cavanilles, a fines del siglo XVIII.

Pinturas rupestres del Magdaleniense

Desde su primera visita al lugar ha habido excavaciones y estudios que han ido añadiendo piezas de la huella humana en este refugio enorme. Más de un tercio de las pinturas rupestres de España están en la Comunidad Valenciana, y las de Coves de Sant Josep pertenecen al período Magdaleniense.

Tal vez te interese:  Valle de Pineta: ruta en familia al refugio de Tucarrolla

Pinturas descubiertas en 1993

Es curioso pensar que hubo presencia humana en estas paredes rocosas desde el Paleolítico Superior y que hemos descubierto las pinturas en 1993. Es un yacimiento declarado Bien de Interés Cultural y Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El portal Escapada Rural nos cuenta que a la entrada de la Cueva, sobre el cauce del río, se encuentra una pintura de una cabeza de caballo. Y que en el embarcadero se puede ver una pared rocosa con fisuras de la erosión que salvando los huecos permite apreciar el dibujo de un uro con sus cuernos. Similar a un toro, el uro se extinguió en Europa alrededor del año 1600.

Edición BE OnLoop

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba