HISTORIA del CHOCOLATE: del cacao al placer sublime

El cacao es un fruto tropical con el que se produce el chocolate y que ha conquistado al mundo entero.

La historia del chocolate se remonta a los tiempos antiguos en América, donde el cacao era considerado un alimento divino. Los aztecas lo utilizaban en su sociedad y como moneda de cambio. Con la llegada de Hernán Cortés a Europa en el siglo XVI, el chocolate se popularizó rápidamente en las cortes europeas transformándose en una bebida endulzada que marcó el inicio de su expansión global.

El cacao era considerado un regalo divino para las culturas prehispánicas de América.

Origen del cacao en América

El cacao, elemento fundamental en la historia del chocolate, encuentra sus orígenes en las antiguas tierras de América. Allí era considerado un regalo de Quetzalcoatl, el dios azteca de la sabiduría y el conocimiento.

Según la leyenda, Quetzalcoatl entregó el árbol de cacao a los hombres en México, otorgándoles un alimento que con el tiempo se convertiría en uno de los manjares más apreciados a nivel mundial. El cacao, conocido científicamente como Theobroma Cacao, fue considerado un alimento de los dioses por los aztecas.

Los frutos del cacao son grandes vainas que cuando maduran se vuelven rojas, amarillas y púrpuras

La bebida energética ‘tchocolatl

Los aztecas valoraban el cacao no solo como alimento, sino también como moneda de cambio en su sociedad. Este producto se utilizaba en transacciones comerciales y ceremonias religiosas, demostrando su importancia en la vida cotidiana de esta civilización.

Los aztecas preparaban una bebida energética llamada ‘tchocolatl’ a base de cacao, la cual se convirtió en el antecesor de nuestro chocolate actual. Esta bebida, consumida por su sabor y propiedades estimulantes, marcó el inicio de la larga historia de amor entre el ser humano y el chocolate.

La llegada del chocolate a Europa

Hernán Cortés llevó el cacao a Europa durante sus expediciones

Tras el descubrimiento del chocolate en América, su llegada a Europa marcó un antes y un después en la historia de este delicioso manjar.

En su llegada a México en 1519, Hernán Cortés tuvo su primer contacto con el tchocolatl, la bebida energética elaborada a base de cacao que los aztecas consideraban un alimento divino. Sorprendido por su sabor y propiedades, Cortés decidió llevar este manjar exótico a su tierra natal, marcando así el inicio de la fascinación europea por el cacao.

Tal vez te interese:  Receta de Cuscús Marroquí: Ingredientes y Pasos Detallados

La popularización del cacao en las cortes europeas

El cacao pronto se convirtió en el deleite de las cortes reales europeas, donde su exquisito sabor y propiedades estimulantes lo hicieron muy apreciado entre la nobleza. Las cortes española y francesa fueron las precursoras en su consumo, difundiendo su popularidad por todo el continente y convirtiéndolo en un verdadero manjar de reyes.

La transformación de este nuevo ingrediente en una bebida endulzada marcó un hito en su evolución, haciendo que pasara de ser una bebida amarga y espumosa a convertirse en un placer dulce y reconfortante. La adición de azúcar a la receta original le confería un sabor exquisito que conquistó los paladares de la aristocracia europea, consolidando al chocolate como un símbolo de distinción y elegancia.

Revolución industrial y expansión del chocolate

La revolución industrial favoreció la fabricación y popularidad del chocolate

La revolución industrial tuvo un impacto significativo en la producción y expansión del chocolate, marcando un hito en la historia de este delicioso manjar:

  • La creación de la primera producción mecánica de chocolate en Barcelona en 1777 representó un avance crucial en la historia de este dulce. La introducción de maquinaria permitió aumentar la escala de producción y mejorar la calidad del producto final.
  • En 1819, François-Louis Cailler fundó la primera fábrica de chocolate en Suiza, estableciendo las bases para la industria chocolatera en el país. Esta iniciativa contribuyó a la popularización y expansión del cacao a nivel internacional.
  • En 1828, la invención de la prensa facilitó la producción de tabletas de chocolate sólidas, que rápidamente se popularizaron.
  • La innovación constante en la producción de chocolate fue un factor determinante en su evolución a lo largo de los años. En 1830, Charles-Amédée Kohler revolucionó el mercado al introducir el chocolate con avellanas, diversificando la gama de productos disponibles.
  • Posteriormente, en 1875, Daniel Peter innovó al combinarlo con leche, creando así el popular chocolate con leche que se ha convertido en un favorito entre los amantes del dulce.
  • Durante la Segunda Guerra Mundial, el chocolate jugó un papel crucial. Se usó como ración para los soldados, brindando no solo las calorías necesarias para la lucha, sino también consuelo en medio de la adversidad.
Tal vez te interese:  EL VINO... ¿engorda?

Chocolate, el alimento que traspasa fronteras

A lo largo de su historia el cacao ha cautivado a múltiples culturas y gastronomías

El chocolate ha trascendido su origen como simple alimento para convertirse en un recurso vital a lo largo de la historia. Además de su delicioso sabor, el chocolate es reconocido por sus propiedades estimulantes y afrodisíacas. Su contenido de teobromina y otros compuestos activos proporcionan un impulso de energía extra. Es apreciado no solo por su sabor, también por sus efectos estimulantes en el cuerpo. A lo largo de los siglos, el chocolate se ha integrado en la gastronomía global como un ingrediente versátil que aporta sabor y placer a múltiples preparaciones culinarias.

De niños a mayores el chocolate es un manjar que nos cautiva a todos.

Y a ti,¿ te gusta el chocolate? Si después de leer el artículo quieres deleitarte con este manjar te propongo una receta deliciosa de mousse de chocolate ¡con cuatro tips para que te salga perfecta. O pásate por nuestra sección BEchef e inspírate con las recetas más sanas y deliciosas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba